Mensaje del Padre Damian


Queridos Hermanos y Hermanas,

¿Cuántas veces leemos en las Escrituras…no temas…la paz sea contigo…no estés ansioso? Pensar en el Buen Pastor en el Evangelio de hoy me recordó las numerosas veces que escuché y leí esas palabras.

¿Qué hacen los Buenos Pastores? Ellos calman a sus ovejas, las ayudan a sentirse menos ansiosas por su presencia constante. Sólo la voz de un pastor puede calmar un rebaño asustado.

Jesús no quiere que nosotros estemos tan ansiosos y temerosos ya que Él sabe lo que nos da miedo. El miedo roba nuestra capacidad de pensar con claridad, de creer cosas sobre otros que sabemos que no son ciertas. Este disminuye nuestra capacidad de sentir alegría, de valorar lo que tenemos en lugar de preocuparnos por lo que no tenemos. Jesús quiere que sepamos que una vida vivida con ansiedad o con miedo, no fue la razón por la que Él murió por nosotros. Jesús murió para traernos la plenitud de la vida, no un pequeño círculo que a veces dibujamos para sentirnos 'seguros'.

El miedo daña nuestra capacidad para conectarnos con los demás...para ver el dolor o las dificultades de los otros. Nosotros no tenemos que resolver los problemas de nadie, pero ¿podemos dominar nuestros miedos y ansiedades lo suficiente como para poder hacer algo para aliviar el sufrimiento de otra persona?

El Buen Pastor vino para traernos paz y reducir nuestros miedos enseñándonos que nunca estamos solos, que Dios está siempre con nosotros. Yo también creo que Jesús trató de ayudarnos a ver a los marginados. Mi sensación es que Jesús nos está llamando a movernos más allá del rebaño de "mí" al rebaño de "nosotros".

Dios misericordioso,
Ayúdame a moverme...
De juzgar a comprender
De anticipar a participar
Del miedo a la confianza
De controlar a incluir
De sentirme abrumado a estar agradecido por mi vida plena
Y de la ansiedad a tu paz.

Padre Damian

Le pedimos a los feligreses a solicitar al Congreso que mantenga las disposiciones de la Enmienda Hyde que prohíben el dinero de los contribuyentes para pagar el aborto. Por favor mire la carta adjunta.


Leia a Carta