MAIN MENU

Tercer Domingo del tiempo ordinario

Announcements from our bulletin of January 21, 2018

One in Faith, One in Hope and One in Charity

El ABCD nos recuerda que el trabajo de la Iglesia es compartido por todos. Al apoyar las obras de nuestra Arquidiócesis y la misión de la Iglesia en el sur de la Florida, usted responderá al llamado de Dios a amar y servir a quienes lo necesitan: los que están sin techo o comida, los que están enfermos o moribundos, las mujeres en crisis, los inmigrantes, los niños y los jóvenes adultos. Su una donación también es una inversión en el futuro, al apoyar la formación de nuestros futuros sacerdotes y diáconos. En una palabra, su don transforma vidas, muestra compasión y sirve como testimonio vivo de su fe.

Jesús nos llama a ser instrumentos de esperanza y, a través del ABCD, a dar luz, dar amor y dar vida. El ABCD da luz al presentar a otros a Jesús como misioneros de la esperanza. El ABCD da amor por acción, en el acto de dar de nosotros mismos, así como Jesús se dio a sí mismo. El ABCD da vida por medio de la educación católica, involucrando a nuestros jóvenes y adultos jóvenes, y defendiendo la dignidad de toda vida humana.

La próxima semana, cada parroquia de la Arquidiócesis se unirá para pedirle a nuestra comunidad católica que apoye al ABCD de este año haciendo un una donación . Le pido que considere en oración el hacer un una donación , ya sea respondiendo a la carta del Arzobispo, o haciendo un una donación en línea en www.isupportabcd.org, o entregando su sobre de compromiso en la Iglesia.

  1. Devolver a Dios una parte de nuestras bendiciones no es caridad, sino una obligación religiosa. Retribuir a Dios es una forma necesaria de gratitud.
  2. Apoyar a su parroquia muestra que usted es consciente de su responsabilidad de ayudar al Señor en la obra del Evangelio. El uso de sobres le recuerda de hacerlo semanalmente o mensualmente.
  3. Usar sobres proporciona un registro de asistencia a la Iglesia. Este registro es necesario para aquellos que desean un permiso pastoral para ser un padrino o madrina de un niño(a) o un adulto para el Bautismo y la Confirmación.
  4. La mayoría de las Escuelas Secundarias Católicas de la Arquidiócesis reducirán los costos de matrícula para los padres quienes apoyan a su parroquia local. El uso de sobres es la manera de demostrar a estas escuelas que los padres están apoyando a su parroquia.

También hay otras maneras simples de apoyar a nuestra parroquia financieramente. Algunos miembros han solicitado que sus bancos hagan de su cuenta un cheque semanal o mensual a la parroquia. Otros escriben un cheque mensual o anual. Un beneficio adicional de tener un registro de su sacrificio de dar es que usted puede utilizar esa cantidad como una deducción de sus impuestos federales anuales. Lo más importante, como un escritor espiritual dijo una vez, "La necesidad de los Católicos para dar es mucho mayor que la necesidad de Dios para recibir. Este es el signo de un corazón agradecido que sabe que todas las bendiciones en última instancia vienen de la mano de Dios". Pero Dios no se deja ganar en generosidad. Su recompensa por su ofrenda de sacrificio es, como dice Jesús, más bendiciones, un centenar de veces.

Por favor mire que los sobres de contribución para 2018 están en la parte de atrás de la Iglesia.

Si ha completado un formulario de inscripción y ha solicitado sobres, los encontrará allí. Por favor, cójalos tan pronto como le sea posible para que empiece su contribución el Año Nuevo.

  • Donaciones Planeadas
  • Administración

Dios nos lo ha dado todo: la vida, la salud, la familia y la riqueza.

¿La gratitud por sus muchas bendiciones es el legado de su vida?

Póngase en contacto con la rectoría o llame a la Oficina de Donaciones Planificadas al (305) 762-1110 para obtener información.

"Síganme y los haré pescadores de hombres" - MARCOS 1:17

¡El llamado de Jesús a "seguirlo" es un llamado a todos los cristianos! Su llamada está en el aquí y ahora, en nuestras circunstancias actuales, no cuando pensamos que estamos "listos" o cuando nos conviene y todo está en orden. Una buena corresponsabilidad de los dones que Dios nos dio significa que las cosas no siempre van a ir de acuerdo con nuestra agenda y debemos confiar en que Dios tiene un plan mucho mejor reservado para cada uno de nosotros.

La cruda realidad de nuestro continente es que América es tierra de mártires. Esta semana recordamos el martirio del indígena quechua Segundo Francisco Guamán de Ecuador. Como la mayor parte de los indígenas americanos, los quechuas consideran la tierra como pertenencia de la comunidad humana. De ella come y vive todo ser viviente. Desde la llegada de los europeos la tierra americana ha sido explotada y con ella los indígenas también.

El siglo pasado unos campesinos ecuatorianos dirigidos por Segundo Francisco comenzaron a reunirse con el Ministerio de Agricultura y el Instituto Ecuatoriano de Reforma Agraria y Colonización. Que agencias civiles tomen interés por los derechos del indígena es siempre “buena nueva”. Lamentablemente lo que es “buena nueva” para la muchedumbre pobre es “mala noticia” para los poderosos. Uno de éstos decidió vengarse en contra de los campesinos. En su rabia, asesinó al joven Segundo Francisco de sólo 25 años de edad. Pero su muerte, como la de todo mártir, no fue en vano. Su sangre derramada sobre la madre tierra ha ido sembrando más movimientos por los derechos de los indígenas.

El ser escogido como padrino de bautismo es un honor; tradicionalmente el padrino se convierte en la compañía espiritual de quien ha sido bautizado en el camino de la fe. Por favor decida si su vida de fe lo hace estar preparado para que prometa públicamente que ha estado llevando una vida en armonía con la tradición Católica.

Los Padrinos deben cumplir el rol los modelos y personas reservadas que están cómodos con la practica de su fe y normalmente serian considerados como “Católicos activos.” Ellos deben ser personas que se sientan cómodos con las preguntas acerca de sus relaciones personales con Dios como las experimentadas en la Comunión Católica, aunque no estén seguros de todos los detalles.

Los Padrinos deben ser personas que estén interesadas en continuar con el apoyo espiritual del “ahijado(a)” en los años venideros.

Requisitos para un padrino - Para ser un padrino o madrina de Bautismo se debe ser:

  1. Católico bautizado que ha recibido los sacramentos de Confirmación y la Sagrada Comunión y ser practicante de la fe Católica.
  2. Lo Suficientemente maduro para asumir esta responsabilidad.
  3. Miembro de la Iglesia Católica, libre canónicamente para tomar esta responsabilidad. Si una persona es casada, debe ser por matrimonio Católico, no matrimonio civil. Católicos con matrimonios no considerados validos por la Iglesia Católica o que conviven en unión libre son excluidos para ser Padrinos.
  4. Alguien diferente del padre o de la madre, cónyuge o prometido(a) de quien será bautizado.
* Para ser un Padrino o Madrina, la Iglesia St. Mary Magdalen requiere que la persona sea miembro registrado de nuestra parroquia por lo menos 6 meses previos a la fecha del Bautismo.