MAIN MENU

Decimoquinto domingo del Tiempo Ordinario

Announcements from our bulletin of July 12, 2020

Haga clic aquí para ver las misas en línea en nuestra página de Facebook.

En el año 1884, comenzó la colecta para la Misión indio y Afro Americana que ha servido a la iglesia desde entonces. El año pasado, la colecta ayudó enormemente promoviendo la evangelización con Afro Americanos y comunidades natives de America. Cada año contribuyendo con esta colecta se abre una gran oportunidad para los católicos de participar en los programas de evangelización.

Por favor sea generoso en esta colecta.

  • Social Media
  • Planned Giving
  • Stewardship

La Caridad no se trata de piedad, se trata de amor” Madre Teresa de Calcuta Muestre su amor a los mas necesitados dando hoy una contribución www.adomdevelopment.org

Con tantos cambios en nuestra sociedad y en nuestro mundo, ahora más que nunca, debemos asegurarnos de proporcionar a las generaciones futuras las herramientas que necesitan para crecer y practicar su fe católica. Para obtener más información, comuníquese con la Oficina de Donaciones Planificadas hoy. (305)762-1112.

“Lo sembrado entre los espinos representa a aquel que oye la palabra, pero las preocupaciones de la vida y la seducción de las riquezas la sofocan y queda sin fruto. En cambio, lo sembrado en tierra buena, representa a quienes oyen la palabra, la entienden y dan fruto: unos, el ciento por uno; otros, el sesenta; y otros, el treinta" (Mateo 13:22-23)

¿Estamos tan atrapados en nuestras actividades mundanas que no tenemos tiempo para Dios? ¿El señuelo de las riquezas y el materialismo ahoga a Dios sacándolo de nuestras vidas? ¿Ponemos en práctica lo que aprendemos el domingo en nuestra vida cotidiana? La mayordomía es un estilo de vida que se vive todos los días. Afecta todas las decisiones que tomamos, construye una base sólida de tierra buena para que nosotros también podamos dar fruto y crecer.

Cada día somos bombardeados por miles de palabras. Desde el momento en que suena el despertador en la mañana, hasta el último momento del día cuando apagamos el televisor o alguien nos dice “buenas noches', tenemos la vida llena de palabras. Algunas palabras nos traen noticias que nos deprimen. Algunas palabras nos levantan el espíritu. Muchas de las palabras que escuchamos tratan de hacernos comprar algo. Algunas palabras son hirientes.

Hoy la Iglesia nos hace prestar atención a la Palabras de Dios. ¿Son las Palabras de Dios igual que las demás –parte de una corriente sin fin de palabras que fluyen por nuestro oídos todos los días? El reto hoy es permitir que las Palabras de Dios nos inspiren renovando nuestra perspectiva y actitudes para que estén en mayor consonancia con el corazón y la mente de Cristo Jesús.