MAIN MENU

Noticias y Horarios - Desde Escritorio Del Párroco

¿Usted es ecuménico?

Una niña de once años de la parroquia de San Mateo pertenecía a su grupo de niñas exploradoras. Al igual que todas ellas, ella "vendería galletas de las Niñas Exploradoras" a las personas de su vecindario. Ella tocó una puerta y le preguntó a la mujer: "¿Le gustaría comprar unas galletas?" La señora respondió. "Oh, no, querida, soy diabética." "Está bien," contestó la niña exploradora. "Muchos protestantes las están comprando."

Cuando el Papa San Juan XXIII convocó a un Segundo Concilio Vatica no en 1962, él declaró que sería un Concilio Ecuménico. La palabra 'ecuménico' proviene de la palabra Griega para 'universal' y significaba que el Concilio estaría abierto al mundo entero. A causa del Concilio Vaticano II, un movimiento ecuménico comenzó en la Iglesia con el deseo y el intento de unir a todos los Cristianos bautizados. El Concilio luego fue más allá para considerar la relación de la Iglesia Católica con las personas de todos los pueblos del mundo, tanto los creyent es como los no creyentes.

Las Lecturas Bíblicas de este Domingo claramente indican el deseo de Dios de traer a su casa no sólo a los Israelitas quienes son el pueblo Escogido, sino a personas de todas las razas y nacionalidades. Él dice en la 1 ra Lectura : "A los extranjeros que se ha adherido al Señor...los traeré a mi monte santo y los llenaré de alegría en Mi casa de oración, porque Mi casa será llamada casa de oración para todos los pueblos."

¿Por qué no debería ser así? Nosotros creemos que Dios es Padre y Creador de todas las personas. Cada uno es Su imagen y semejanza. Sin embargo, algunos afirma n que Dios en última instancia salvará a aquellos quienes son bautizados. Algunos van incluso más lejos y sostienen que solamente los Católicos pueden ser salvados pero no los Protestantes o los Judíos o los Musulmanes o ninguna persona que no haya sido bautizada. Esta actitud contradice tanto la enseñanza de nuestra Fe como el sentido común religioso.

Así como nosotros vimos recientemente en la Fiesta de la Transfiguración, Moisés y Elías aparecieron con Jesús en gloria. ¡Nosotros no tenemos ninguna indicación que ellos fueron bautizados! ¿Qué pasa con Abraham, Isaac y Jacobo a quienes Jesús afirmó estar vivo y haber experimentado la resurrección de los justos? Además, ¿tendría sentido para Dios el Padre haber creado los 8 mil billones de niños que actualmente hay en el mundo y luego ofrecerles sólo a 2 mil billones de Cristianos la posibilidad del cielo? El Catecismo de la Iglesia Católica nos instruye. "Aquellos que, sin su culpa, no conocen el Evangelio de Cristo ni Su Iglesia, pero que sin embargo buscan a Dios con un corazón sincero y que, movidos por la gracia, intentan en sus acciones hacer Su voluntad como ellos saben a través de los dictados de su conciencia—ellos también pueden tener salvación eterna."

Algunos pueden pensar que esto significa que "todas las religiones son iguales" o que hay algún "Dios genérico". Más bien, nosotros creemos que Jesús es el Salvador del mundo y que cada persona es capaz de salvación a través de Cristo y por medio de Su Muerte y Resurrección. San Pablo deja esto claro en la 2 da Lectura cuando habla de Dios concediendo Su misericordia tanto a los Judíos como a los gentiles, permitiéndoles ser desobedientes para que "Él pueda ser misericordioso con todos."

En el pasaje del Evangelio , Jesús se encuentra con una mujer Cananea—no judía—que busca sanidad para su hija. Jesús le dice que Él ha venido sólo por las ovejas perdidas de la casa de Israel. Pero cuando la mujer persevera y demuestra creer en Él, Jesús ve con alegría su fe y la recompensa con la cura de su hija. El Salmo Responsorial resalta el deseo de Dios, que también debe ser el nuestro: "¡Oh Dios, que todas las naciones te alaben!" Así que, un día, nosotros podamos cumplir este deseo cuando todos nos encontremos en la casa de Dios .

Padre Kirlin