MAIN MENU

Noticias y Horarios - Desde Escritorio Del Párroco

Propusieron entonces a dos, a José Barsabá, por sobrenombre "el justo", y a Matias... Entonces echaron suertes, y le tocó a Matías y lo asociaron a los once apóstoles. Hechos de los Apóstoles (Séptimo Domingo de Pascua).

Esta es una temporada para celebrar graduaciones, comenzar nuevos trabajos y cosas por el estilo. Pero también es un momento de rechazos dolorosos, de no ingresar a la universidad o a la escuela de medicina de sus sueños o de ser rechazado para un trabajo.

Yo pensé en esas conversaciones llenas de lágrimas en los Hechos de los Apóstoles leyendo sobre la elección de Matias sobre Justo para unirse a los Apóstoles. Justo debe haber sido un discípulo extraordinario para ser nombrado finalista. Él era un poco como los 4.0 estudiantes en lista de espera para la escuela de medicina.

¿Cómo aceptó Justo su pérdida? ¿Él estaba triste o enojado? ¿Él siguió siendo discípulo o se apartó de la comunidad? ¿Él conservó su fe y continuó sirviendo en otro rol? La Biblia no nos lo dice, pero vale la pena considerarlo porque todos enfrentamos el rechazo en algún momento y, a menudo, tenemos que ayudar a otros a hacerlo.

Durante mucho tiempo yo he pensado que la clave para afrontar la situación es creer que Dios tiene algo más en mente para nosotros. El viejo dicho que "cuando Dios cierra una puerta, abre una ventana" sólo puede ser cierto si creemos esto.

El proceso comienza con la oración para aceptar que Dios tiene un plan alternativo (y con frecuencia mejor) para nuestras vidas. Por difícil que este sea, debemos confiar en que al perder podemos ganar ─ una de esas paradojas como las de la Oración de San Francisco.

Padre Damian